La importancia del estiramiento diario.

Estirar después de hacer ejercicio reduce el riesgo de lesiones, ya que tendrás un rango de movimiento mejorado, que a su vez disminuye la resistencia de los músculos.

El estiramiento estático es adecuado para después del ejercicio y cada vez que te mantienes estirado, durante 25 a 30 segundos, los músculos recuperan su forma.

Estirar ayuda a que la sangre vuelva a los músculos a un ritmo más regulado, lo que permite que tu ritmo cardíaco vuelva a la normalidad, que tus músculos se alimenten del oxígeno y de los nutrientes que trae la sangre. 

Así que ya sabes, estirar también es una parte importante de tu entrenamiento.

Por Vico Frascolla